1 1

Día Internacional del Beso

¿Sabías que los besos nos sirven para valorar la calidad genética de las personas? ¿O que besarse tiene numerosos beneficios para la salud? ¿O que en el libro del Kamasutra se recogen hasta 22 tipos diferentes de besos?

Besarse va más allá de la unión de 2 labios y tiene mucha más importancia de la que podemos creer en un primer momento. Este acto tan cotidiano se considera como un gesto de complicidad o amor entre las personas.

Durante un beso producimos y recibimos una enorme cantidad de estímulos que nos permiten sentir si la otra persona nos excita o no para, de este modo, elegir a quien más emociones positivas nos genere.

Desde 2011 y pese a no estar reconocido de manera oficial por la ONU, cada 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso. Esta fecha se estableció cuando Ekkachai y Laksana Tiranarat, una pareja tailandesa, lograron el Récord Guiness del beso más largo de la historia con 46 horas (récord que volvieron a superar al año siguiente, dejando la nueva marca en 56 horas).

En Eurofitness queremos sumarnos a las celebraciones para este día y os proponemos 2 lugares (ya emblemáticos) de Barcelona en los que profesar vuestro amor hacia esa persona tan especial:

Carrer dels Petons

Sí, sabemos que se trata de una propuesta muy redudante y precisamente por ese motivo debía aparecer en la lista. Este pequeño callejón perdido de Ciutat Vella tiene una historia que merece ser contada: la versión oficial del Ayuntamiento de Barcelona es que en el siglo XVII, en esta calle vivía un tal Joan Portons, quien era un vecino muy popular y que acabó dándole nombre debido a la evolución de su apellido.

La historia no oficial cuenta que antiguamente, en el Carrer dels Petons se procedía a la ejecución de los presos y, por tanto, era aquí donde éstos daban a sus familias el último beso.

Mural dels Petons (“El món neix en cada petó”)

En 2014 se instaló en Barcelona el que se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos y fotográficos de la ciudad: el fotomosaico mural del fotógrafo barcelonés Joan Fontcuberta.

La obra se encuentra en la plaza Isidre Nonell de Ciutat Vella y se titula “El món neix en cada petó” (el mundo nace en cada beso). Sus 30,4 metros cuadrados están recubiertos de 4.000 azulejos con imágenes facilitadas por la ciudadanía y escogidas de acuerdo a la densidad y el color. La intención del autor era crear “un muro de alegría, una propuesta optimista de futuro”.
Y ahora que ya conocéis los mejores lugares de nuestra ciudad para practicar los besos, os animamos a inmortalizar vuestro momento compartiendo una fotografía en las redes sociales y etiquetándonos. Ya sea con tu pareja, tu mejor amigo o amiga o incluso con tu mascota, apunta tu cámara hacia el Carrer dels Petons o el mural y dispara tu mejor beso.